Asistencia de Salud en Peligro

La Fundación participa en una mesa sobre “Atención Sanitaria en Peligro” en Dublín

El Dr. Juan Manuel Garrote, secretario general de la Organización Médica Colegial (OMC) y de su Fundacion para la Cooperación Internacional (FCOMCI) participó en el IV Foro Global sobre Recursos Humanos para la Salud, celebrado recientemente en Dublín, donde presentó la labor de la OMC y su Observatorio Nacional de Agresiones como herramienta para hacer frente a la violencia al personal sanitario en nuestro país

 

Cada día, médicos, enfermeros, conductores de ambulancias y socorristas que están en zonas de conflicto son objeto de ataques mientras tratan de salvar vidas. Sufren amenazas, arrestos o golpizas, y los hospitales donde trabajan son objeto de saqueos o bombardeos. Algunos de ellos no pueden trabajar porque los insumos médicos no llegan hasta el lugar donde se encuentran. Otros se ven forzados a huir para salvar sus vidas. En algunos casos, incluso, son asesinados

Atención Sanitaria en Peligro

Yolanda López, directora de la Fundación y Manuela Cabero, vicepresidenta de Cruz Roja Española, presentaron la labor que de forma conjunta desarrollan desde 2015

Cruz Roja y la Organización Médica Colegial (OMC), a través de su Fundación para la Cooperación Internacional (FCOMCI), valoran muy positivamente la resolución de Naciones Unidas sobre la Protección de las Misiones Médicas pero condenan la sistemática violación del Derecho Internacional Humanitario en los conflictos armados

La Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC (FCOMCI) participa en el XIX Curso de Derecho Internacional Humanitario, que tiene lugar estos días en Madrid, organizado por Cruz Roja Española con el objetivo de tratar de dar respuesta al problema actual de la violencia contra la asistencia sanitaria, desde el punto de vista del Derecho Internacional Humanitario, la protección de los heridos, enfermos, personal y medios sanitarios en los conflictos armados actuales, enmarcado en la campaña internacional " Asistencia de salud en peligro " (Health Care in Danger) 

Atención médica en tiempos de guerra

Artículo opinión de Diego Guerrero Oris, ponente II Congreso Cooperación OMC-FCOMCI

FUENTE: ED economía digital

Incluso en tiempos de guerra, debemos seguir las reglas. Esta es la premisa por la que los Convenios de Ginebra, de forma clara y explícita establecen que no se puede atacar al personal, las infraestructuras y transporte sanitario que buscan asistir a los heridos y enfermos. Es lo que se conoce como la Neutralidad Médica. Los contextos en los que operan las agencias humanitarias hoy en día son más complejos, menos predecibles y cada vez más volátiles y violentos: ataques indiscriminados, asesinatos, secuestros y lesiones graves no son algo extraordinario.

Cruz Roja (CICR) o Cruz Roja Española con los que colaboran la Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC (FCOMCI). En estos casos, la formación de los profesionales, la adaptación y comprensión de los diferentes contextos, la colaboración con los actores locales, el desarrollo de procedimientos y medidas de gestión de protección y denunciar los ataques, pueden ser las herramientas más apropiadas para lograr unos mínimos de seguridad a la hora de proporcionar asistencia sanitaria y acabar con la impunidad de quienes vulneran las normas internacionales

Más de 50 personas murieron y 120 resultaron heridas en un ataque, este martes, en un campo de refugiados de Rann (Nigeria) por parte de un avión de combate nigeriano. Entre las víctimas, estaban varios profesionales humanitarios, que según ha denunciado UNICEF “perdieron la vida por salvar la vida de otros”. Como éste, los ataques contra los civiles, personal sanitario, pacientes, hospitales o ambulancias se producen a diario en contextos de conflicto armado y situaciones de extremada violencia 

Ayer, 3 de octubre, se cumplía un año del ataque aéreo que destruyó el hospital de traumatología e urgencias de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Kunduz, Afganistán, y que terminó con la vida de 42 personas, dejando consecuencias devastadoras para las víctimas, sus familias, los equipos de MSF y toda la comunidad de Kunduz. Un año después, el hospital permanece cerrado y miles de personas carecen de acceso a servicios médicos vitales, una situación similar que se ha repetido en Siria con el bombardeo,a yer, de uno de los hospitales más grandes de Alepo, quedando éste fuera de servicio

Páginas