Más de 120 millones de niños fueron vacunados en 2017

Unicef y la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacaron este lunes que 123 millones de niños fueron vacunados en 2017 en todo el mundo, una cifra récord según los datos publicados por ambas organizaciones, que han pedido mayores esfuerzos frente a los 19 millones de menores que aún no reciben vacunas


Madrid  medicosypacientes.com

Según estos últimos datos, en 2017 9 de cada 10 niños recibieron al menos una dosis de la vacuna contra la difteria-tétanos-tos ferina (DTP). Además, 4,6 millones más fueron vacunados en 2017 respecto a 2010, debido al crecimiento global de la población.
 
Unicef y la OMS señalaron también que 167 países incluyeron una segunda dosis de la vacuna contra el sarampión como parte de su calendario de vacunación rutinario, y 162 países cuentan ahora con vacunas contra la rubeola. Como resultado, la cobertura global contra el sarampión y la rubeola ha aumentado del 35% de 2010 al 52% actual.
 
La vacuna del virus del papiloma humano se introdujo en 79 países para ayudar a proteger a las mujeres contra el cáncer cervical y hay nuevas vacunas disponibles que se están añadiendo como parte de los paquetes vitales de vacunación, como las de la meningitis e incluso el ébola.
 
Pese a estos buenos resultados, ambas organizaciones advirtieron en un comunicado de que casi 20 millones de niños no se beneficiaron en 2017 de la vacunación total. De ellos, casi ocho millones (el 40%) viven en situaciones frágiles o de emergencia, incluyendo países afectados por conflictos. 
 
Además, un porcentaje creciente procede de países de ingresos medios donde la desigualdad y la marginación, especialmente en las áreas urbanas pobres, privaron a muchos niños de vacunas.
 
Según sus previsiones, para llegar a todos los niños con las vacunas necesarias, el mundo deberá vacunar a unos 20 millones más de niños cada año con tres dosis de la vacuna contra la difteria-tétanos-tos ferina, a 45 millones con una segunda dosis de la vacuna contra el sarampión, y a 76 millones de niños con tres dosis de la vacuna neumocócica conjugada.