Cada día mueren más de 500 mujeres y niñas durante el embarazo y el parto en los países en situaciones de emergencia

Cada día mueren más de 500 mujeres y niñas durante el embarazo y el parto en los países en situaciones de emergencia, según se desprende del informe Estado de la Población Mundial 2019 del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), que lleva por título “Un asunto pendiente. La defensa de los derechos y la libertad de decidir de todas las personas”.

 

Se constata, en el documento, que el número de muertes de mujeres por causas relacionadas con el embarazo por cada 100.000 nacidos vivos en todo el mundo se ha reducido, al pasar de 369 en 1994 a 216 en 2015.
 
El informe hace referencia también como el matrimonio infantil priva a las niñas de albedrío y autonomía en su hogar y en las decisiones sexuales y reproductivas, reduce sus posibilidades de recibir educación, socava su futuro y les impide desarrollar todo su potencial.
 
Así, constata que las niñas casadas tienen menos probabilidades que las mujeres adultas de recibir atención médica adecuada durante el embarazo, y esta falta de atención, junto con el hecho de que muchas de ellas aún no están físicamente preparadas para dar a luz, presenta riesgos tanto para las madres como para los bebés.
 
Además, señala que la falta de autonomía de las niñas casadas en lo relativo a las decisiones reproductivas, combinada con las restricciones de movilidad que muchas de ellas padecen, limita su capacidad de tomar libremente decisiones reproductivas y de visitar a los prestadores de servicios de salud para actuar en consecuencia.
 
Los autores del documento precisan que, debido a que la reproducción se ve como una parte fundamental de los ideales sociales de la masculinidad y la feminidad, es posible que tanto los hombres como las mujeres se enfrenten a una considerable presión para demostrar pronto su fecundidad tras contraer matrimonio.
 
En este punto, observan un patrón similar en sociedades con una marcada preferencia por los hijos varones, donde las mujeres se enfrentan a una presión extrema para tener hijos varones, y si dan a luz a una niña es posible que se las estigmatice, se las abandone o sean víctimas de violencia. En estas circunstancias, denuncian, el poder, la voz o la libertad de decidir de las mujeres son escasos y, por tanto, disponen de poca autonomía.
 
Cientos de millones de mujeres en el mundo no tienen acceso a los anticonceptivos o a las opciones reproductivas que los acompañan. Sin este acceso, carecen del poder para tomar decisiones sobre sus propios cuerpos, incluso sobre la posibilidad o el momento del embarazo.
 
El estudio también indica que las mujeres pertenecientes a minorías étnicas, con discapacidad, jóvenes, solteras, lesbianas, gays, bisexuales e intersexuales (LGBTI), así como aquellas que viven en la pobreza, son las que tienen más dificultades para decidir sobre sus derechos reproductivos.
 
En la presentación del estudio, el responsable de Derechos Humanos, Género y Cultura de UNFPA, Luis Mora, destacó que "en los últimos 50 años ha habido avances extraordinarios en los derechos reproductivos y la salud sexual y reproductiva de las mujeres" en alusión a la creación de leyes y políticas que permiten a las mujeres ejercer sus derechos reproductivos que no existían en la mayoría de los países del mundo; la mejora de la salud sexual y reproductiva de las mujeres en todo el mundo y la conformación de movimientos ciudadanos integrados por una diversidad cada vez mayor.
 
En cualquier caso, alertó de que los avances "no han llegado a todas" por lo que ha augurado que "los nuevos desafíos también son extraordinarios: avanzar hacia la igualdad para que todas las mujeres puedan ejercer libremente su derecho a la salud sexual y reproductiva, sin discriminación ni estigma; mejorar la calidad de los servicios, la información y la educación en salud sexual y reproductiva, y la rendición de cuentas para que actores clave como los gobiernos sean responsables del ejercicio de los derechos reproductivos".
 
Acceso al Informe.