Dos centros de salud sufren un ataque en el epicentro del brote de ébola en el Congo

Hombres armados atacaron durante el fin de semana dos centros sanitarios y mataron a un dentista en la zona afectada por el brote de ébola que sacude el este de República Democrática del Congo (RDC), según ha confirmado el Ministerio de Sanidad del país


Madrid  medicosypacientes.com /E. P.


Al menos 1.248 personas han muerto en República Democrática del Congo por Ébola
El Ministerio ha indicado en su comunicado que un centro sanitario de Butembo fue asaltado y dañado durante la noche del sábado, mientras que hombres armados atacaron y saquearon otro centro de salud en Vusahiro. Ambas localidades se encuentran en la provincia de Kivu Norte.
 
"Un dentista del equipo de prevención y control de infecciones ha muerto a causa de las heridas sufridas, tras ser trasladado al hospital general de Mabalako", ha lamentado.
El propio Ministerio señaló el viernes que entre el 1 de agosto de 2018 y el 20 de mayo de 2019 se registraron 132 ataques contra los trabajadores sanitarios que han costado las vidas de cuatro de ellos y causado heridas a otros 38.
 
La situación de inseguridad en las provincias de Kivu Norte e Ituri, afectadas por el brote, ha afectado gravemente a la respuesta de las autoridades al virus, que ha dejado ya más de 1.910 causas y 1.277 muertos.
 
Asimismo, parte de la población de la zona ha mostrado su suspicacia ante los trabajos de respuesta ante el ébola. El presidente, Félix Tshisekedi, pidió en abril colaboración con los trabajadores sanitarios y recalcó que "no es una enfermedad imaginaria".
 
El Ministerio de Sanidad congoleño confirmó a finales de marzo nuevos casos de ébola en las localidades de Beni y Oicha, en las que las autoridades dieron por controlado el brote durante el mes de febrero.
 
Las noticias sobre la reactivación del brote en Beni y Oicha llegaron una semana después de que las autoridades confirmaran el primer caso de ébola en la ciudad de Bunia, en la que residen cerca de un millón de personas.
 
Al menos 1.248 personas han muerto en República Democrática del Congo desde el estallido el año pasado el brote de ébola en el país africano, donde las tareas de contención se están viendo imposibilitadas por los constantes ataques de grupos armados en los epicentros del virus, particularmente las regiones de Beni y Kivu Norte, en el este del país.
 
El balance proporcionado por el Ministerio de Salud congoleño confirma al menos 1.789 casos de ébola en todo el país desde el pasado mes de agosto y otros 88 probables, y existen otros 268 casos bajo investigación.
 
Los 1.248 muertos comprenden 1.160 fallecidos confirmados por la acción del virus y otros 88 probables. Hay otras 490 personas afectadas, según el balance de las autoridades.
 
Asimismo, al menos trece personas fueron secuestradas en un ataque ejecutado en la localidad de Eringeti, precisamente en Kivu Norte, por presuntos miembros de las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), en el que además fue incendiado un centro de salud. Uno más en una ola de ataques efectuados por la milicia en los últimos días.