La Fundación se suma al Día Mundial de la Hepatitis

La Fundación para la Cooperación Internacional de la OMC (FCOMCI) se suma, hoy, a la celebración del Día Mundial de la Hepatitis, reivindicando la importancia de defender el Derecho Universal a la salud y proporcionar asistencia médica a las personas que padecen esta enfermedad en los países empobrecidos con difícil acceso a sanidad y tratamientos

Actualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS) cifra en 325 millones el número de personas que padecen hepatitis crónica en el mundo.

De las cuales en el ámbito mundial 257 millones de personas están infectadas por el virus de la hepatitis B (VHB) y 71 millones de personas infectadas por el virus de la hepatitis C (VHC).

Once países concentran casi el 50% de la carga mundial de hepatitis crónicas como son Brasil, China, Egipto, India, Indonesia, Mongolia, Myanmar, Nigeria, Pakistán, Uganda, y Vietnam.

Además, 17 países tienen una alta prevalencia de la enfermedad y, junto con los anteriores, soportan el 70% de la carga mundial: Camboya, Camerún, Colombia, Etiopía, Filipinas, Georgia, Kirguistán, Marruecos, Nepal, Perú, Sierra Leona, Sudáfrica, Tailandia, Tanzanía, Ucrania, Uzbekistán, Zimbabwe.

Muchos de estos países no tienen acceso a asistencia médica ni tratamiento. Por ello los esfuerzos internacionales pasan por conseguir una mayor concienciación, así como aumentar el diagnóstico y las intervenciones clave, tales como la vacunación universal, la seguridad de la sangre y las inyecciones, la reducción de los daños y el tratamiento.

Los objetivos del Día Mundial de la Hepatitis son potenciar y aprovechar el compromiso político tras el refrendo oficial de la Estrategia mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas en la Asamblea Mundial de la Salud de 2016. Dar a conocer las respuestas nacionales a la hepatitis que se están empezando a utilizar en países con una carga elevada de esta enfermedad. Alentar la acción y la colaboración de personas, asociados y el público en general. Y, finalmente, poner de relieve la necesidad de potenciar la respuesta mundial, según se señala en el Informe mundial de la OMS sobre las hepatitis correspondientes a 2017.

Esta Fundación se suma a estos esfuerzos para defender y proteger los Derechos Humanos de las personas que no tienen acceso a atención médica y tratamiento y pone en valor el compromiso y la voluntad de colectivo médico cooperante o voluntario que trabaja por mejorar las condiciones de vida y facilitar asistencia sanitaria en los países empobrecidos.

Los fines de esta Fundación están directamente relacionados con la sanidad y protección de la salud, con la cooperación al desarrollo, promoción del voluntariado y la acción social. Para ello desarrolla campañas de educación en salud para la población beneficiaria y los agentes de salud locales. También trabaja por el fortalecimiento de los sistemas públicos de salud y mejora de la asistencia sanitaria.

Palabras Clave: