Por falta de fondos, 130.000 refugiados en Rwanda solo reciben 3/4 de sus raciones de comida

La Agencia de la ONU para los Refugiados y el Programa Mundial de Alimentos solicitaron ayuda a la comunidad internacional para apoyar a refugiados burundeses y congoleses en Rwanda, cuyas raciones de comida tuvieron que ser cortadas en un 25%.

El PMA y ACNUR proveen alimentos y transferencias en efectivo a 130.000 refugiados en campamentos alrededor de Kigali.

Las raciones completas proporcionan 2.100 calorías por persona, el mínimo para una vida sana, pero la escasez de fondos obligó a las agencias a reducirlas al 90% en noviembre y diciembre, y ahora en enero a un 75% .

"Agradecemos a los donantes su continua generosidad y apoyo, y les instamos a que sigan financiando la asistencia humanitaria para que podamos brindarles a los refugiados la asistencia de la que dependen", dijo el director del PMA en Rwanda del PMA, Jean-Pierre de Margerie.

El PMA suministraba 16,95 kilogramos de alimentos a cada refugiado cada mes, principalmente maíz, frijoles, aceite vegetal y sal. Otros refugiados recibían 7.600 francos rwandeses (US $9) para comprar alimentos en los mercados locales.

El Programa necesita 2.5 millones de dólares por mes para proporcionar asistencia completa a estos refugiados y 11 millones para restaurar el apoyo completamente por los siguientes 6 meses, de lo contrario es posible que sea necesario reducir aún más el dinero en efectivo y la cantidad de alimentos.

Pie de foto: Refugiados burundeses llegan de un campamento de transición en Nyanza y son procesados en Mahama, en el este de Rwanda. Foto: ACNUR/Anthony Karumba