La ONU hace un llamamiento para reconstruir las instalaciones sanitarias de Irak, donde 750.000 niños no tienen acceso a sanidad básica

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha denunciado que los niños y sus familiares no pueden recibir asistencia médica por la destrucción del más del 90 por ciento de los centros hospitalarios en  Irak. Concretamente 750.000 niños iraquíes tienen problemas para acceder a servicios básicos de salud en Mosul y alrededores por el colpaso de hospitales.Naciones Unidas está haciendo un llamamiento por valor de 17 millones de dólares para apoyar la reconstrucción de las instalaciones sanitarias para los niños en Irak en 2018


Madrid medicosypacientes.com/ Agencias

En un comunicado, la agencia de Naciones Unidas ha señalado que, aunque la violencia ha disminuido, "menos del 10 por ciento de las instalaciones sanitarias de la provincia de Nínive están funcionando a pleno rendimiento". "Todas las que están operativas están al límite", ha advertido.
 
En este sentido, ha contado que los tres años de "violencia intensa" que ha vivido Irak "han destrozado" sus instalaciones médicas. "Más de 60 centros de salud han sido objetivo de ataques en repetidas ocasiones desde la intensificación de la violencia en 2014. Esto ha deteriorado gravemente el acceso de los niños y sus familias a los servicios básicos de salud", ha explicado UNICEF.
 
El representante de UNICEF en Irak, Peter Hawkins, ha denunciado que el estado del sistema sanitario en Irak es "alarmante". "Las enfermedades prevenibles y tratables pueden derivar rápidamente en una cuestión de vida y muerte para las mujeres embarazadas, los recién nacidos y los niños", ha explicado. "Las instalaciones médicas están forzadas más allá de su capacidad, y hay un serio déficit de medicamentos vitales", ha añadido.
 
UNICEF ha contado que ha redoblado su apoyo a las instalaciones de atención médica primaria para ayudar al Gobierno de Irak a proporcionar servicios sanitarios fundamentales para que los niños y familias afectados por la violencia y los desplazamientos puedan retomar sus vidas.
 
En Mosul, la agencia de Naciones Unidas ha rehabilitado las salas de pediatría y nutrición de dos hospitales, ha proporcionado refrigeradores para almacenar vacunas para más de 250.000 niños y ha apoyado campañas de vacunación para inmunizar a todos los menores de cinco años. Esta importante ciudad del norte de Irak, la mayoría de centros de salud de esta ciudad han reanudado sus servicios de vacunación infantil.
 
"A medida que la gente empieza a volver a sus casas, es esencial que estén disponibles los servicios básicos de salud, educación y apoyo especializado a los niños afectados por la violencia", ha señalado Hawkins.
 
UNICEF ha afirmado que la Conferencia para la Reconstrucción de Irak que se celebrará la próxima semana en Irak representa una oportunidad única para que el Gobierno iraquí y la comunidad internacional "pongan a los niños en el centro de la reconstrucción, también mediante la atribución de más partidas presupuestarias destinadas a servicios para la infancia".
 
"Lo que vi en los hospitales de Mosul es a la vez inspirador y descorazonador. La ingenuidad y dedicación de los trabajadores de salud, comprometidos para dar a los recién nacidos el mejor comienzo posible en la vida en unas circunstancias muy difíciles, son extraordinarias. Ellos también merecen apoyo para poder seguir salvando vidas", ha indicado Hawkins.
 
Por último, UNICEF ha recordado su llamamiento para recaudar 17 millones de dólares (13,7 millones de euros) para apoyar la reconstrucción de las instalaciones sanitarias para los niños en Irak en 2018.
 

Palabras Clave: