Corporaciones médicas de India y España inician una colaboración para combatir el tráfico de seres humanos y órganos

En el marco de la última Asamblea de la Asociación Médica Mundial, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM) ha iniciado una colaboración con la corporación médica de India con el objetivo de trabajar conjuntamente para combatir el tráfico de seres humanos y órganos


Madrid medicosypacientes.com

El Dr. Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM), corporación que forma parte del consejo de la AMM, mantuvo un encuentro en Georgia con el Dr. Ravindra Sitaram, tesorero de la AMM, actual presidente de la Asociación Médica del sur de Asia que engloba a los países de India, Afganistán, Bangladesh, Bután, Maldivas, Nepal, Pakistán y Sri Lanka y presidente, hasta 2018, de la Asociación Médica de la India.
 
Este encuentro pretende establecer lazos de colaboración e intercambio mutuo de experiencias, fundamentalmente en el campo de la salud y Derechos Humanos, y, en especial en el tráfico de seres humanos y órganos; así como en materia de ética y deontología; formación médica continuada; y en apoyo en reuniones internacionales.
 
Este acercamiento tiene el objetivo de entablar una colaboración estrecha para desarrollar en la India y su área de influencia el Programa DNA-PROKIDS de Identificación Genética de Menores Desaparecidos y contra el Tráfico de Seres Humanos, y el DNA PRO ORGAN con el objetivo de combatir el tráfico de órganos, unos programas en los que el CGCOM lleva trabajando desde hace tiempo para motivar a los médicos, sobre todo, en aquellos países donde el tráfico de seres humanos y de órganos representa un problema de primer orden.
 
El objetivo mutuo se trata de facilitar la cooperación entre los dos países para avanzar en la implantación de estos programas. Se prevé que en el primer trimestre del 2020 haya primer encuentro en Madrid entre las dos organizaciones.
 
DNA – Prokids, lucha contra tráfico de seres humanos
 

En 2014 el CGCOM firmó un convenio de colaboración con la Universidad de Granada para el desarrollo del programa DNA-Prokids, una iniciativa que lucha contra el tráfico de personas, especialmente de niños, a través de la identificación genética de las víctimas y sus familiares. Este programa desde sus comienzos ha logrado identificar a más de 1.200 personas desaparecidas en todo el mundo.
 
El objetivo es identificar a las víctimas y devolverlas a su familia (reunificación); dificultar el tráfico de seres humanos, incluyendo las adopciones ilegales, gracias a la identificación de las víctimas (prevención); y obtener información sobre los orígenes, las rutas y los medios de comisión del delito, claves para el trabajo de las fuerzas policiales y judiciales (inteligencia policial). 
 
Se pretende promover una colaboración internacional sistemática y automática a través de la integración en una misma base de datos mundial de datos genéticos para lograr reintegrar a estos niños desaparecidos en sus familias gracias a la comparación de su ADN con el de los familiares de personas desaparecidas susceptibles de haber sido víctimas de tráfico de seres humanos. 
 
Así como, luchar contra las adopciones ilegales al comprobar si las personas que entregan a un menor en adopción son los verdaderos familiares biológicos (madre, padre, abuelos), para evitar que menores procedentes de raptos, robos o tráfico de personas puedan ser dados en adopciones presuntamente legales. 
 
DNA-PRO-ORGAN, de identidad genética para luchar contra el tráfico de órganos
 
Paralelamente, el CGCOM junto con la Universidad de Granada y el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno español, lleva trabajando desde 2016 en el programa de identidad genética DNA-PRO-ORGAN con el que se viene a sumar a la lucha contra el tráfico de órganos.
En base a ello se ha creado DNA-Pro-organ, sobre todo, para trasplante renal, y que está aumentando por falta de control y trazabilidad de los mismos. Con el análisis de ADN y la posibilidad de hacer un control del donante, receptor y del centro sanitario donde se realiza la intervención, se podría ayudar a prevenir y resolver los posibles problemas surgidos.
 
Este programa se sustenta en 4 bases de datos: base de Datos de Donantes (personas que desean donar un órgano de acuerdo a la legislación vigente en su país); base de Datos de Receptores (personas en lista de espera en cualquier país porque van a recibir un órgano; base de Datos de Órganos Trasplantados (los órganos que se implantan; y base de Datos de Órganos Traficados (o robados): como tal no es de órganos, sino de personas que denuncien el robo o abuso, o de cadáveres cuyos órganos hayan sido quitados ilegalmente (sospecha o evidencia).